Milagro en McDonald´s: el ícono de las hamburguesas abre su baño de hombres a ….¡las mujeres!

McDonald´s

Nunca creí demasiado en los milagros, pero ayer sucedió uno. A quienes leyeron mi post sobre el drama cotidiano que enfrentan las mujeres en los baños públicos, con sus colas absurdas y desmesuradas, no tengo que aclararles nada más (https://pabloperelman.wordpress.com/2013/09/20/basta-de-hacer-cola-para-ir-al-bano-una-propuesta-feminista/). Quienes no lo leyeron pueden hacerlo ahora, pero sino no se hagan problema que van a entender igual.

Hoy terminé el último fondo con vistas al maratón del próximo domingo. Tanto hidratar tanto hidratar, llegó el momento de ir al baño y elegí un Mc Donalds que estaba a pocos metros. Cuando entré, cerca de las 13 hs, el paisaje era el habitual. Una cola enorme para el baño de mujeres y nadie esperando para el de varones. Sin embargo, cuando estaba por abrir la puerta, un guardia de seguridad me detuvo, y me explicó que no podía entrar porque había …… ¡una mujer! – ¿Una mujer en el baño de hombres?, pregunté por las dudas de haber entendido mal. – Sí, me contesto el guardia parco y un poco incómodo. Mientras esperaba mi turno, al rato una chica, también de seguridad, se acercó con una mujer embarazada. El guardia le explicó que primero estaba yo y luego le tocaba a ella. Luego de esperar unos pocos minutos efectivamente salió del baño de varones una señora con un chico que tendría unos cuatro años. Entré y el baño estaba vacío. Fui muy expeditivo para dejarle el turno a la embarazada y me fui.

Cuando escribí sobre este tema hace un par de semanas, decía que la solución al problema era comenzar a hacer los baños públicos de mujeres más grandes a expensas de reducir los de varones, pues en estos últimos sobra espacio a patadas. O que una solución más radical y de efectividad inmediata, es que todos los baños pasen a ser mixtos.

Si lo de Mc Donalds es una política de la empresa, o como en realidad supongo, un impulso inteligente de una chica sensible y avispada, no lo sé. Pero aun así, aclaremos que tampoco esto se trata de un baño mixto, porque cuando intercalaban a las mujeres (no debe ser casual que se tratara de una mujer con un niño y una embarazada) el baño quedaba clausurado para el uso de varones e incluso de otras mujeres. Es mejor que nada, pero definitivamente es un parche que no resuelve el drama de las gigantescas colas.

Déjenme pensar que, tal vez, se trata de un pequeño éxito de este blog, que denunció y propuso soluciones para un problema irracional que podría comenzar a resolverse con una pizca de sentido común. Chicas, aprovecho para insistir: sé que los problemas de género son muchos más graves que este. Pero no creo que haya otro tan fácil de solucionar y del que se hablé tan poco. Quizás sea porque hablar de baños e inodoros suena un poco escatológico, pero soportar esas largas y humillantes colas es todavía peor. ¿O no?
baño mixto

Publicado por pabloperelman

Soy economista, casi demógrafo, runner aficionado, distraído crónico, padre de una niña de 15 años y escritor de Correlatos. Aunque, para ser sincero, todo eso no dice mucho de mi. En verdad, no creo en el "about me", pero después de un año y medio de blog llegó el día de completarlo.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

M T

Poesías, prosas y cuentos

Correlatos

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

Semana 52: Espartatlón

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

ES DOMINGO Y NO TENGO NOVIO

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

A %d blogueros les gusta esto: