El peligroso encanto del 2 x 1

2 x 1

¿A quién no le paso algo parecido a lo que voy a contar?

Dan una película que hace rato queremos ver. O recién la acaban de estrenar y viene con muy buenas críticas. Tenemos un horario que nos encaja perfecto y un cine a mano. Pero nuestra pareja no puede o estamos solos. Y tampoco tenemos a ningún amigo o pariente para recurrir a último momento. Claro que podemos ir al cine solos. Lo hemos hecho infinidad de veces y hasta nos parece un buen plan. Pero resulta que en el cine que pasan la peli y, en ese día y horario, tenemos el dichoso 2 x 1. Pagamos solamente el precio de una entrada pero la película la pueden ver dos. Es decir, la entrada nos cuesta la mitad, o quedamos de maravillas con nuestra pareja, amigo/a, conocido/a y demás deudos. Ahora estamos en una encrucijada: ¿vamos a ver la película igual a riesgo de no aprovechar el 2 x 1? ¿O esperamos una nueva oportunidad para, ahora acompañados, usufructuar los beneficios de la promo? ¿Y que pasa si finalmente se agrega otra persona más a la salida? Porque claro, los números impares no son buenos amigos del 2 x 1. Y las promociones de llevo tres y pago dos son moneda corriente en los supermercados pero no en cine y teatros.

No sé Uds., lectores de este blog, pero por el 2 x 1 u otras promociones similares, esa película que tanto quería ver finalmente la sacaron de cartel, y a veces me terminé enojando conmigo mismo por haber quedado preso de la oferta cinematográfica y de tantas otras. Hasta la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, la más extensa y concurrida del mundo, tiene su 2 x 1.

Pero no se trata solo del 2 x 1 que ofrecen los clubes de lectores de ciertos periódicos en la Argentina. Las ofertas y promociones proliferan en nuestra vida de consumidores, como nunca había ocurrido en la historia de la humanidad. Así cada tarjeta de crédito nos ofrece algún día de la semana rebajas para comprar en tal supermercado o tienda de ropa. Una promoción imperdible para irnos de viaje, o asombrosos descuentos cuando llega la “vuelta al cole”. Ese electrodoméstico o teléfono celular que nos viene tentando de un día para el otro baja su precio un 30% y además permite financiarlo en un montón de cuotas. Y entonces lo compramos, nos sentimos felices, y compartimos nuestro logro y nuestro asombro con nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo. Un banco argentino dio en la tecla cuando basó su estrategia publicitaria en la frase “Cómo hacen estos tipos…?”.

Yo creo saber cómo hacen esos tipos y otros tantos magos de las ofertas y promociones casi imposibles de entender. Es sencillo: trabajan con márgenes de comercialización muy elevados; es decir, sus precios normales, cuando no hay ninguna promo, son, dicho en lenguaje argentino, “un afano”. Entonces se pueden dar el lujo del 2 x 1 y las grandes rebajas, donde también se cuentan las liquidaciones por final de temporada.

Ojo. Yo soy un amante de las ofertas y de todo tipo de promociones. Y caigo fácilmente en las garras publicitarias de tarjetas de crédito y cadenas de electrodomésticos, y me pregunto, más de una vez, cómo hacen estos tipos. Pero al mismo tiempo me doy cuenta que viviría más feliz y menos estresado si los precios fueran siempre los mismos, aunque por supuesto más bajos. Si me cobraran por los bienes y servicios que consumo un precio razonable, y no tuviera que perder tanto tiempo anoticiándome de la infinita e inabarcable cantidad de maravillosa promociones con las que nos bendice el mercado. Y no teniendo que superar a veces cierto estado de sospecha: por algo lo estarán vendiendo tan barato… Porque de la promoción extraordinaria a la estafa, el viaje a veces suele ser muy corto.

Pero es imposible que mis deseos se conviertan en realidad. Esto llegó para quedarse y cada vez el bombardeo será peor. Cada día deberemos dilucidar si nos conviene o no el desayuno que por unos pesos más incluye un jugo de naranja, a sabiendas que quizás nos encontremos con un vasito ínfimo y la duda si verdaderamente es exprimido. Deberemos decidir si agrandar el combo a cambio de que la gaseosa y las papas fritas pasen de medianas a grandes, y calcular cuántas calorías más vamos a ingerir de manera casi gratuita. ¿Terminaremos yendo al cine o al teatro con un acompañante dudoso para no perdernos el 2 x 1? ¿Compraremos dos kilos de tomates a un precio mucho más bajo, para luego, probablemente, dejar que la mitad se termine pudriendo en la heladera?

Solamente un consejo final. Que la magia del 2 x 1 no haga que se sientan obligados a optar por la terapia de pareja antes que la individual. Se van a divorciar igual y encima después cada uno deberá pagarle a su propio analista.

Finalmente, Correlatos se suma a la moda del 2 x 1. Si les gusto este post por el mismo precio pueden leer cualquier otro del blog. Y ya se lo que están pensando: “Cómo hace este tipo…?”.

oferta

Publicado por pabloperelman

Soy economista, casi demógrafo, runner aficionado, distraído crónico, padre de una niña de 15 años y escritor de Correlatos. Aunque, para ser sincero, todo eso no dice mucho de mi. En verdad, no creo en el "about me", pero después de un año y medio de blog llegó el día de completarlo.

Participa en la conversación

17 comentarios

  1. me encantó lo que leí… y como tengo la opcion del 2×1 … me encantó volver a leerte…

  2. Muy bueno , todo cierto. Te cuento algo no fue un 2×1 porque hubo que pagar 2×2 pero cuando me divorcié tuvimos de abogados un matrimonio, a mi me representaba la mujer y a mi ex el marido. Me hizo acordar de eso y no se por qué? Besos. Vic

    1. Ahi me parece que el 2 x 1 lo hicieron la pareja de abogados! Lo que no sabemos es si ellos habrán sobrevivido a este conflicto de representar q los contendientes del mismo caso. Si eso hubiese ocurrido serian una víctima mas del 2 x 1. Besos

  3. Me divirtió mucho tu reflexión sobre esta cotidianeidad. Y como a tus demás seguidores, me disparó algo: me acordé de aquel primo soltero de mi papá que compraba dos entradas en el teatro y luego se paraba cerca de la cola de la boletería y elegía de ahí una mujer que le resultara interesante para acompañarlo en la velada. Entonces le decía que pensaba ir a la función con un amigo que le falló y si ella quería usar su entrada. Lo que no sabemos es si finalmente había encontrado la forma de maximizar el 2 x 1 revendiéndosela, o tenía la delicadeza de invitarla… Anoten señores !

    1. Yo diría que tu tío era sin duda un genio y un precursor del 2 x 1. Un método d seducción basado en una gran creatividad. Seguro que hay algunos caballeros que hoy, 2 x 1 mediante harán lo mismo. Porque de alguna manera es precursor del concepto de “Damas gratis”. Raro que nadie haya desarrollado aun una app para unir el 2 x 1 a una estrategia de conquista. Imaginate a chicas y muchachos merodeando un cine para hacer contacto en el momento en que están pasando los avances. Y que el primer dialogo sea: “Queres que te compre pochoclo?” Muy lindo tu comentario Pau. Besos.

  4. Es decir : nos c…jen, y encima hay que estar agradecidos!!,ellos diran que lo hacen para mantener un costo fijo…, no se si llegaria al 0. 1 % de los casos en que asi seria. Me inclino por tu pensamiento esclarecedor.cck

  5. jajajaj me haces reír Pablo, es cierto que uno puede volverse re loco buscando ofertas por todos lados…y si no lo aprovechas te hacen sentir culpable!!!
    Yo relajo y hago lo que puedo…soy mas feliz…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

M T

Poesías, prosas y cuentos

Correlatos

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

Semana 52: Espartatlón

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

ES DOMINGO Y NO TENGO NOVIO

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

A %d blogueros les gusta esto: