A cualquier mujer la pueden matar. #RunnersXNiUnaMenos.

Kathrine

Cuando Katrhine Switzer se inscribió con un nombre de varón en el maratón de Boston de 1967, y logró violar las reglas que en aquel entonces prohibían a las mujeres correr los 42 km y 195 mts , quizás no se imaginó que estaba haciendo historia. Portando el dorsal 261 logró eludir los gritos y la persecución desaforada del comisario de la carrera, y la de muchos otros corredores que intentaron sacarla a los empujones de la competencia. Finalmente, luego de 4 horas y 2o minutos, logró cruzar la meta escoltada por su novio y otros hombres que se solidarizaron con su situación. A pesar de la gesta de Katrhine, las mujeres debieron aguardar cinco años más para que las dejaran competir oficialmente en Boston. Bastante más tuvieron que esperar para que el maratón fuera admitido como deporte olímpico, lo cual recién ocurrió en 1984, cuando se celebraron los Juegos de Seúl.

El argumento de la supuesta debilidad femenina para competir en carreras de larga distancia, que se esgrimía para impedir a las mujeres participar en estas y otras disciplinas deportivas, no resiste ningún análisis serio. Es lisa y llanamente machismo que huele rancio y de la peor estirpe. Las mujeres realizaron trabajos durísimos durante toda la historia de la humanidad, y fueron salvajemente explotadas al igual que los niños desde el surgimiento de la revolución industrial, con jornadas de trabajo que podían extenderse por más de quince horas.

Las Fiestas Mayas, que es la carrera más tradicional del running argentino, se lleva a cabo desde 1971, pero recién desde 1982 se comenzó a inscribir y clasificar a las mujeres. ¿Es una carrera muy dura para el “sexo débil”? No, son solamente 10 km. El machismo evidentemente aplica a todas las distancias.

En el deporte no solamente hay discriminación, sino también violencia y muerte. Como en todos los ámbitos hay violentos y asesinos. Muchos deportistas fueron responsables de maltratar o asesinar a sus compañeras. Fueron encontrados culpables y condenados. Y no se trató solamente de boxeadores o artistas marciales: en todas las disciplinas, e incluso en el atletismo y en el running, existen sobrados casos.

Hoy las mujeres pueden participar a la par de los varones en los desafíos más duros del running. El camino abierto por Katrhine Switzer y muchas otras atletas rindió sus frutos. Afortunadamente hoy tenemos un deporte en el cual varones y mujeres participamos en proporciones similares. Todos somos compañeros y solidarios.

La discriminacion en el deporte es apenas una pequeña muestra de lo que se sucede cuando impera una cultura machista milenaria. Pero es un aspecto que parece trivial frente a otros problemas también originados en el machismo, cuando a las mujeres se las concibe como a personas sumisas que deben obedecer o cumplir los deseos de un hombre.

Sabemos  que en nuestro país a las mujeres las están matando. Según estadisticas reconocidas por gobiernos, ONGs y medios de comunicación, casi todos los días se produce un femicidio, en el cual una mujer muere a manos de la locura asesina de un hombre. Mueren estudiantes, profesionales, obreras, empleadas de comercio, modelos, docentes, actrices. También mueren runners. No es algo nuevo. Sucede hace mucho tiempo, solo que ahora esta más visibilizado y documentado. Afortunadamente ahora hay un movimiento que puso el tema sobre el tapete. Se plantearon objetivos para que esta locura pare y no haya que seguir lamentando la pérdida de vidas humanas. Se llama #NiUnaMenos y fue comenzado por un grupo de mujeres que lograron instalar el tema a través de lasredes sociales.

Los runners nos preocupamos y estamos pendientes para que luego de los entrenamientos nocturnos las chicas no se vayan solas por zonas oscuras o peligrosas. Pero el peligro no solo está en la oscuridad. Las puede matar el encargado del edificio, su jefe, un compañero de estudios, su novio  o su marido. Hay que pararlo. Porque a cualquiera le puede pasar. La violencia de género y los femicidios son problemas demasiado graves para dejárselos solamente a las mujeres. Es un problema de todos. Muchos deportistas se solidarizaron de manera individual. En otros casos lo hicieron de manera colectiva, como fue el caso de muchos equipos de fútbol que militan en  la primera división. Los runners nos dormimos, pero aún estamos a tiempo de hacer sentir nuestra voz. Es importante que lo hagamos, porque el nuestro ya es el segundo deporte más practicado del país, y casi con seguridad el más importante para las mujeres.

Por eso mañana, el 3 de julio a las 15 hs., los runners también tenemos que apoyar y concurrir a la marcha en Plaza Congreso, y en las más de 100 plazas de todo el país en la que haya una convocatoria, para decir, muy fuerte: Basta de Femicidios. #NiUnaMenos  #RunnersXNiUnaMenos.

No se te ocurra

Publicado por pabloperelman

Soy economista, casi demógrafo, runner aficionado, distraído crónico, padre de una niña de 15 años y escritor de Correlatos. Aunque, para ser sincero, todo eso no dice mucho de mi. En verdad, no creo en el "about me", pero después de un año y medio de blog llegó el día de completarlo.

Participa en la conversación

5 comentarios

  1. Error, Pablo- en 1984 se celebraron los juegos olímpicos en Los Angeles….ganó Joan Benoit- Samuelson (la conocí anios despues en Boston!!) Abrazos

      1. Uy Klaus. Esto le escribí hace tanto tiempo que voy a tener que revisar mis archivos. Cuando lo encuentre lo corrijo. Gracias por el aviso. Un abrazo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

M T

Poesías, prosas y cuentos

Correlatos

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

Semana 52: Espartatlón

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

ES DOMINGO Y NO TENGO NOVIO

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

A %d blogueros les gusta esto: