2000 días dando vueltas alrededor de un blog

Me gusta hacer cuentas. Las cuentas más diversas. Algunas son útiles pero la mayoría inútiles o absurdas. Pueden ser sumas, multiplicaciones o porcentajes. Divisiones rara vez. Cada tanto, por ejemplo, calculo cuántos días llevo vividos o cuántos pasé en cada trabajo. O, forzando la memoria, los que viví en el extranjero. Cuando no son números, lo que me viene a la cabeza son letras, palabras, oraciones, relatos y, últimamente, ficciones. Cada uno debe convivir con las obsesiones que le han tocado en suerte o en desgracia.

Lo cierto es que entre tanta cuenta inútil y ociosa, ayer hice una gratificante, en la que los números terminaron mezclándose con las palabras. Correlatos, mi blog, cumple hoy 2000 días.

Claro que esa cuenta es un poco mentirosa. Quiénes han seguido el blog desde sus inicios, allá por octubre de 2013, saben que más de una vez me he tomado licencia sin aviso (aunque también sin goce de sueldo). Y que luego he vuelto, una y otra vez, a seguir escribiendo como si nada hubiese pasado. Porque siempre he escrito cuando tuve ganas y parece que esas ganas vienen por oleadas.

Lo cierto es que no me gusta fugarme. Cuando empecé con el blog dije que si alguna vez decidía discontinuarlo lo anunciaría. El cyber espacio es un cementerio lleno de blogs, en parte porque los blogs hace tiempo que pasaron de moda. Se mueren sin que nadie se entere ni pueda despedirlos. En los blogs se escribe demasiado extenso para los tiempos que corren. En cambio, en las redes sociales todo es rápido y expeditivo. Uno puede llevarse en pocas horas y hasta minutos, un cargamento de me gustas en carretilla. Mi problema es que las redes sociales cada vez me interesan menos.

Así que, por el momento, seguiré refugiado en este lugarcito, haciendo algo que me da tanto placer como escribir, sabiendo que hay un grupo de personas que, cuando tienen tiempo y les interesa el tema, me lee. Y otros que, por esos misterios de internet, de vez en cuando recalan en estas costas, seguramente porque navegando las aguas del cyber espacio perdieron el control de su embarcación, y para evitar el naufragio vieron luz y entraron. Y hasta que amaine la tormenta, para matar el tiempo, leyeron alguna que otra de las más de ochenta entradas que ya llevo escritas. Solo así se explica que el blog tenga lectores habituales en Hong Kong, Eslovaquia, Alemaniao Rusia, entre una lista más amplia de países que no son hispano parlantes. Aunque por supuesto los más numerosos fronteras afuera son los latinoamericanos. Pero lo más llamativo en esa materia se produjo hace una semana, cuando en un solo día tuve 180 visitas de Nigeria; alguien aparentemente leyó en menos de 24 horas desde ese país todo mi blog. O tal vez, y más probable, fue un niño que estaba jugando y se puso a apretar botones. Misterios imposibles de dilucidar

No soy, para ser honesto, de los que escriben para sí mismos. Eso es algo que respeto pero nunca entendí. El día que dejen de leerme será el momento de bajar la persiana de este emprendimiento unipersonal. Mientras tanto seguiré escribiendo.

Siempre en la vida hay que agradecer. Y yo estoy muy agradecido. A los que empezaron a seguir el blog desde sus comienzos y aún persisten. A los que se fueron sumando en el transcurso de estos 2000 días. Pero también a los que alguna vez lo leyeron y por diversas razones lo abandonaron o lo leen esporádicamente. Sería una estupidez de mi parte pretender una fidelidad masiva. Si algo abunda en el mundo de hoy son contenidos. Para leer, para ver, para escuchar. En casa o saliendo afuera. Así las cosas, me parece un milagro que este emprendimiento personal continúe sobreviviendo.

Seguiremos perseverando. A ver si llego con la colaboración de Uds. a sumar otros 2000 días más. Pero ahora, voy por un objetivo mucho más humilde: escribir el próximo post. Nos vemos ahí.

Publicado por pabloperelman

Soy economista, casi demógrafo, runner aficionado, distraído crónico, padre de una niña de 15 años y escritor de Correlatos. Aunque, para ser sincero, todo eso no dice mucho de mi. En verdad, no creo en el "about me", pero después de un año y medio de blog llegó el día de completarlo.

Participa en la conversación

5 comentarios

  1. Nada menos que 2000 días!! Felicitaciones y felicidades!!
    Que los que vengan mantengan la expectativa y la sorpresa de los que pasaron, casi como que cada posteo tuvo eso dificil de explicar de un huevito Kinder.
    Con orgullo, soy una seguidora desde el primer día y en este espacio tan valioso me he divertido, pensado y hasta emocionado. Gracias por dar todo eso a la manera de un restaurant donde el chef elige cada día lo que va a servir.

    1. Gracias Pau! Por este comentario y también por los anteriores. Un orgullo para mí que seas lectora desde los primeros tiempos y aún resistas. Beso grande!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

M T

Poesías, prosas y cuentos

Correlatos

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

Semana 52: Espartatlón

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

ES DOMINGO Y NO TENGO NOVIO

Relatos, ficciones y lo que tenga ganas de escribir

A %d blogueros les gusta esto: